Torno antiguo y abandonado

Las tecnologías de la información avanzan la tecnología año tras año muy rápidamente pero las máquinas no pueden seguir ese ritmo de avance técnico. Diableco puede ayudar a una actualización completa para que la maquinaria pase a ser del siglo XXI añadiendo sensores, actuadores y conectividad (según sea necesario) logrando de esa forma una eficiencia del proceso productivo.

Por ejemplo una prensa hidráulica requería de un operario para mantener la presión en el circuito hidráulico y que funcionase, impidiendo al operario realizar ninguna otra tarea mientras. El equipo de Diableco diseñó una placa controladora que tras presionar un simple botón envía constantemente la orden a la válvula hidráulica, también se añadieron elementos visuales y un sistema de “hombre muerto” sugerido por Diableco que no estaba en las especificaciones iniciales. El proceso productivo asociado ha aumentado su rendimiento pues mientras la controladora maneja el circuito hidráulico el operario está preparando la siguiente pieza consiguiendo fabricar el doble de piezas por hora de uso de máquina.


Los clientes de Diableco se centran en la esencia de sus objetivos pues delegan los aspectos técnicos.

Nuestra experiencia en I+D+i nos permite anticiparnos a las tendencias tecnológicas evitando una obsolescencia de material y una garantía total de disponer de todas las piezas de recambio durante años.


Cómo se realiza una modernización

  1. El cliente dispone de una máquina con baja capacidad de automatización y desea que realice ciertas operaciones de forma automática.
  2. Estudio de viabilidad y propuestas por parte de Diableco de mejoras no planteadas inicialmente para mejorar la eficiencia de la automatización.
  3. Elaboración de las especificaciones técnicas que han de cumplirse y posterior presupuesto en base al resultado de las propuestas realizadas.
  4. Diseño y desarrollo del hardware nuevo. Las pruebas y simulaciones que se realizan en esta fase no necesitan tocar la máquina o proceso productivo pues se simula el comportamiento.
  5. Validación de las pruebas y simulaciones por parte del cliente. En esta fase también se forma a los operarios de cómo va a funcionar la nueva automatización para que estén adaptados a la nueva operativa incluso antes de que ésta esté funcionando.
  6. Instalación del equipo recién creado en la maquinaria real.
  7. Mejora de productividad finalizada.